lunes, mayo 12, 2008


Incansables luchadores: Ingenieros Agronomos
Advertisement



Image
Prensa Agronomía
El pasado 7 de mayo, celebraron su día, fecha que fue propicia para reflexionar acerca de los nuevos desafíos que el profesional del agro debe enfrentar en un momento en que la deficiencia de abastecimiento en rubros como leche, arroz, carne, pollo, aceite, granos o cereales y el incremento del consumo nacional se ha unido el aumento de los precios de los alimentos en los mercados nacionales e internacionales. "Hay razones suficientes para sentirnos orgullosos de la labor de los profesionales de la Agronomía", reflexionó el decano de la Facultad de Agronomía de LUZ, Werner Gutiérrez.
Cada amanecer en los diferentes rincones de la geografía nacional, miles de Ingenieros Agrónomos se levantan para laborar arduamente a favor de una agricultura eficiente, capaz no sólo de garantizarle los alimentos del diario sustento de la población venezolana actual sino también de las generaciones futuras, razón por la cual deben velar por el mantenimiento de la capacidad productiva de los ecosistemas donde se desarrolla esta noble misión.
La celebración del día del Ingeniero Agrónomo es propicia para reflexionar acerca de los nuevos desafíos que el profesional del agro debe enfrentar en un momento en que la deficiencia de abastecimiento en rubros como leche, arroz, carne, pollo, aceite, granos o cereales y el incremento del consumo nacional se ha unido el aumento de los precios de los alimentos en los mercados nacionales e internacionales, manteniéndose en alza desde hace dos años por una combinación de factores económicos y climáticos.
El profesor Werner Gutiérrez, Decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia, considera que para algunas personas resulta paradójico el celebrar el Día Nacional del Ingeniero Agrónomo en un país donde se importa el 55 % de los alimentos no transformados que consumimos, cifra que es aún mas alarmante al considerar la totalidad de los productos de la dieta del venezolano, alcanzando casi un 80 %.
"Hay razones suficientes para sentirnos orgullosos de la labor de los profesionales de la agronomía, porque contamos con una adecuada formación para impulsar el desarrollo de una agricultura nacional sustentable. A nuestro entender, durante décadas solo falta seriedad por parte del estado venezolano en el momento de delinear las políticas dirigidas a fortalecer la producción nacional de alimentos" acotó el profesor Gutiérrez.
Recientemente en el Núcleo de Decanos de las Facultades de las Ciencias del Agro, Mar, Forestal y Ambientales realizado en la ciudad de Maracaibo se produjo un interesante documento público donde se ratificó al gobierno nacional la disposición de las universidades nacionales a cooperar en un ambiente de concertación con todos los sectores involucrados, para la definición de las estrategias que en el corto, mediano y largo plazo puedan garantizarle al venezolano la seguridad agroalimentaria consagrada en la constitución nacional.
Actualmente a nivel mundial existe alarma ante la escasez de alimentos para satisfacer una demanda en continuo aumento. Recientemente el presidente del Banco Asiático de Desarrollo advertía la finalización de la era de los alimentos baratos, colocando como ejemplo el arroz, rubro en el cual se han triplicado los precios en solo cuatro meses en el mercado internacional.
El caso del circuito arrocero venezolano es un buen ejemplo para ilustrar el importante papel que desarrollan los Ingenieros Agrónomos en la agricultura venezolana. Según el profesor Gutiérrez "los agricultores venezolanos por muchos años vienen produciendo arroz a través de la aplicación exitosa de tecnologías de primer nivel, con rendimientos por hectárea muy satisfactorios, llegando a producir inclusive en algunas épocas excedentes que fueron colocados en el mercado internacional".
"En este rubro básico de la dieta del venezolano los profesionales de la agronomía cumplen un papel protagónico no solo como asesores de los productores, sino también en los centros de investigación que han obtenido las variedades de arroz adaptados a las condiciones venezolanas, como miembros del personal técnico y gerencial de las empresas de servicio que le dan soporte a los agricultores e igualmente en las cadenas de transformación y comercialización", puntualizó.
Sostiene el profesor Gutiérrez que "no sólo en el arroz; en otros rubros como la caña de azúcar, palma aceitera, maíz, sorgo, ganadería de doble propósito, frutales, leguminosas, cacao, café, entre tantos otros, los Ingenieros Agrónomos de Venezuela han demostrado su capacidad en el manejo de las herramientas tecnológicas modernas para garantizar, con políticas adecuadas, el abastecimiento nacional".
Ante todo esto, el ingeniero agrónomo Alexis Gómez, gerente del departamento técnico de la asociación de productores agrícolas independientes (PAI), en Turén, estado Portuguesa afirma que "lamentablemente el Estado venezolano no coloca en los cargos relacionados con la agricultura a personas preparadas para asumirlos, ya que en ocasiones se evidencia la falta de conocimientos sólidos y la poca disposición a escuchar las sugerencias o las asesorías de especialistas en el área", y enfatiza que "es en las universidades del país donde se consiguen excelentes investigadores dispuestos a prestar su apoyo, y donde existen profesionales con suficiente trayectoria en lo que a la extensión agrícola se refiere".
Con esta opinión coincide el ingeniero agrónomo Antonio Martínez, quien labora para Venezolana de Exportadores de Plátano (VENEPLAT), al afirmar que "es en las universidades del país, especialmente en sus facultades de agronomía donde nacen las ideas, donde los conocimientos adquiridos en nuestra formación como profesionales abren las puertas que nos permiten formar parte de los entes principales de diferentes unidades productivas del país, y que depende principalmente del gobierno nacional otorgar la oportunidad a los profesionales que estamos en el campo, los que conocemos y que sabemos cuáles son las exigencias de los consumidores, idear lo mecanismos agropecuarios para derrotar el déficit y cubrir las necesidades de los venezolanos en cuanto a consumo alimenticio se refiere, sin necesidad de obtener materia prima de otros países".
A la interrogante que se hacen los venezolanos sobre qué ha faltado en nuestro país para lograr cubrir la dieta del venezolano con productos nacionales a pesar de haberse invertido importante recursos para el desarrollo de la agricultura nacional, el decano de la Facultad de Agronomía de LUZ aseveró "falta voluntad para tomar las decisiones adecuadas soportadas en criterios técnicos, dejando a un lado lo político, lo ideológico. Los intereses de la nación deben estar por encima de los intereses particulares de gobernantes, empresarios, consorcios internacionales. En esto los Ingenieros Agrónomos tenemos una cuota importante de responsabilidad por no haber liderizado aun un profundo proceso de reflexión nacional para analizar el pasado, presente y futuro de nuestra agricultura"

7 de mayo. ¿Por qué el Día del Ingeniero Agrónomo?

Es en esa fecha y en el año 1944 cuando se funda la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos (SVIA). En aquel entonces, un pequeño grupo esperanzado en que Venezuela llevase a cabo un modelo de desarrollo en el que la agricultura junto con la agroindustria fuesen paralelas a la industria petrolera, comenzaron su lucha por lograr la participación de los profesionales del agro en la formulación de las políticas nacionales de desarrollo.
"Esta lucha no ha sido fácil y sus resultados están enmarcados por la realidad de una Venezuela, con un modelo de desarrollo económico aparentemente solvente, pero cuyo agotamiento es cada día mas evidente", acotó el Ingeniero Agrónomo y profesor de la Facultad de Agronomía de LUZ, Douglas Esparza Barboza.
El Ingeniero Agrónomo es un profesional que maneja los recursos naturales renovables en forma racional, su actividad va dirigida al desarrollo del sector agropecuario. En este sentido, es quien planifica, coordina y realiza estudios e investigaciones sobre manejo de suelos con fines agrícolas, que incluye control de fertilidad, riego y drenaje, mecanización agrícola, redacta proyectos de construcción (naves industriales, presas, azudes, caminos, vivienda rural, electrificación, silos, muros de contención...) mejoramiento genético y agronómico así como el control de plagas y enfermedades (uso de pesticidas) en plantas y animales, uso de técnicas agroindustriales en el procesamiento de productos agropecuarios, asistencia técnica y adiestramiento de campesinos y productores agropecuarios; estudios socioeconómicos del sector agrícola y administración de fincas. Además, fiscaliza la producción de semillas certificadas y la aplicación de normas legales fitosanitarias. Gran parte de ellos se dedica a temas medioambientales como estudios de impacto, energías renovables, etc.
Sin embargo, los capitales nacionales, actualmente en proceso de control o de devaluación constante, deben ser dirigidos a la producción agrícola, pero para ello se requiere de la incorporación de nuevas tierras y principalmente del factor humano de tipo laboral, técnico y profesional que con su esfuerzo productivo sustente el desarrollo, en una actividad permanente y generadora de empleo, destacó el profesor Esparza Barboza.

Nuevos aportes para la sociedad venezolana

La Facultad de Agronomía de LUZ consciente de los cambios que se suscitan nacional y globalmente y que obligan a aumentar la producción agropecuaria, así como mejorar la calidad y reducir los costos de producción para satisfacer los requerimientos de la sociedad, considera indispensable promover la modernización del sector agropecuario y la tecnificación de la agricultura para hacerla más eficiente, rentable, competitiva, equitativa y sostenible, contribuyendo a la calidad de vida del venezolano.
Por tal motivo "la actual realidad agraria conduce a la formación de un profesional de las Ciencias Agropecuarias con un nuevo perfil, que pueda enfrentar y generar el cambio necesario en el país", manifestó el Ing. Agr. Luis Jiménez Flores, Director de Escuela de la Facultad de Agronomía de LUZ.
Los planes de estudio de la Escuela de Ingeniería Agronómica han pasado por siete procesos curriculares destinados a adecuar la formación del Ingeniero Agrónomo a las exigencias del momento histórico en que se vive. "Desde Octubre de 1.959 hasta el Plan 2.000 que actualmente se administra en nuestra institución, los planes curriculares de la Facultad de Agronomía se han caracterizado históricamente por su frondosidad en cuanto a las áreas de conocimiento que abarca la carrera, por lo que actualmente la Comisión de Currículo conjuntamente con la Direccion de Escuela de esta Facultad, trabaja incansablemente en la elaboración de la propuesta final al Consejo Universitario del Rediseño 2009 "50 años de la Facultad de Agronomía", que le permita formar un nuevo profesional integral que responda a las demandas del país", enfatizó el profesor Jiménez.
El director de Escuela indicó que rediseñar un programa de formación va mucho más allá de replantear o reformular sus elementos constitutivos, "implica realizar una investigación diagnóstica que dé cuenta o evidencie las posibles amenazas y debilidades del programa que se está administrando", puntualizó. Es por esto que, sustentado en certidumbres y razones, surgidas de los análisis, discusiones, investigaciones de docentes de la Facultad de Agronomía en la Escuela de Ingeniería Agronómica y de las tendencias modernas de formación, se trabaja arduamente en el rediseño de la carrera de Ingeniería Agronómica de nuestra universidad,
Asimismo, Jiménez destaca que otra de las contribuciones que actualmente espera ofrecer la Facultad de Agronomía es la carrera de Técnico Superior en Ganadería de Doble Propósito donde el egresado será un profesional altamente calificado, con formación teórica-práctica, creatividad y conciencia crítica necesarias para el manejo integral de la ganadería bovina de doble propósito en la región de la cuenca del Lago de Maracaibo y del país. "Esta carrera se ofrecerá a través de nuestra Facultad en la Hacienda La Esperanza, ubicada entre la Villa del Rosario y Machiques de Perijá", destacó.

Un llamado a la reflexión de los profesionales del agro


"El llamado en estos momentos en el que celebramos con orgullo y satisfacción el Día Nacional del Ingeniero Agrónomo es a comprometernos aún mas en la noble misión de nuestra profesión. A seguir trabajando con abnegación para algún día alcanzar el pleno desarrollo de la agricultura nacional, produciendo no solo los alimentos que consumimos, sino los excedentes suficientes par abordar con éxito los mercados internacionales, empleando las tecnología adecuadas que nos permitan producir al mismo tiempo que protegemos el ambiente y mejoramos la calidad de vida de nuestros agricultores. Estoy convencido que sí es posible", finalizó diciendo el profesor Werner Gutiérrez, máximo representante de la Facultad de Agronomía de LUZ.

No hay comentarios.:

Agricultura en inglés - Vocabulario