domingo, agosto 24, 2008

Tierras con vocacion agricola: Venezuela


www.panodi.com

El urbanismo ha reducido la superficie con potencial agrícola (Y IV)
El Centro del país (Venezuela) cuenta con 5% de tierras aptas
Sirlene Araujo Diaz
2,5 millones de hectáreas son aprovechables. Carabobo y Aragua tienen 100 mil hectáreas para uso agrícola. Sirlene Araujo Díaz Pese a que posee una de las mejores tierras agrícolas, sin limitaciones, la zona central del país dispone de la menor cantidad de superficie para la producción agropecuaria. Sólo cuenta con 5% de tierras aptas (2,5 millones de hectáreas), de las 52 millones aprovechables en el territorio nacional, debido al crecimiento de las áreas urbanas. “Los mejores suelos de Venezuela se encuentran en la región central, entre los estados Aragua y Carabobo. Lástima que la mayoría estén dedicados a ser zonas residenciales”, reconoció Ángeles Albornoz, ingeniera agrónomo especialista en suelos. Graciano Elizalde, Jesús Viloria y Aníbal Rosales, señalan en el trabajo sobre la geografía de suelos de Venezuela 2007, que los estados Aragua y Carabobo cuentan con no más de 150 mil hectáreas para la actividad agrícola; de las cuales más de 90 mil son aptas para la fruticultura. En la actualidad, Aragua y Carabobo son los estados que concentran la producción de banano y cambur en el país, con más de 25 mil hectáreas sembradas. Además, los valles altos de Carabobo también están ocupados con sembradíos considerables de cítricos. Yaracuy, en cambio, inclina su potencial para plantaciones tropicales y horticultura de piso bajo, con más de 106 mil hectáreas. Mientras que Miranda, aunque no lo parezca, posee 110 mil hectáreas aptas para la ganadería y 644 mil para vegetación natural protectora. Stalin Torres, director del Centro de Información y Referencia de Suelos (CIRS), considera que los suelos lacustrinos ubicados en la depresión del Lago de Valencia, en la parte centro-norte de Venezuela, poseen características muy especiales que los ubican dentro de las tierras de potencial agrícola elevado del país, donde es factible el cultivo de maíz. Para Deyanira Lobo, directora del Instituto de Edafología y jefa del laboratorio de física de suelos, “cada unidad de tierra cuenta con sus propias potencialidades, limitaciones, y propios requerimientos biofísicos”. “La protección del suelo requiere mejorar el uso agrícola del mismo, a través de la planificación y el manejo sostenible, permitiendo la diversificación del sistema agrícola de explotación, considerando todas las opciones posibles para incrementar la producción de cosecha, como la expansión de la superficie agrícola, introducción de variedades mejoradas de cultivos, uso de técnicas de riego, aplicación de fertilizantes y pesticidas, y racionalización de las prácticas de laboreo”, explicó Lobo. Por ahora, Venezuela cuenta con suficientes tierras para satisfacer los requerimientos internos de una población creciente. Sin embargo, si hay un alza tendencial en la demanda, se presentaría un déficit de tierras para cultivos importantes para la economía nacional, como maíz o soya, ya que éstos ameritan la extensión de la superficie de siembra. El reto está en innovar en sistemas de producción agrícola que se adapten a las principales limitaciones edáficas y climáticas del país como mal drenaje, baja fertilidad química, alta acidez, déficit hídrico, y toxicidad por aluminio. El desafío futuro será incrementar la producción de cosecha, utilizando menos tierra, menos labores, y menos agua, fertilizantes y pesticidas.

No hay comentarios.:

Agricultura en inglés - Vocabulario